TOROS DE GUISANDO QUE NO DIERON NI MIEDO (LAS VENTAS 22 MAYO)

Ir abajo

TOROS DE GUISANDO QUE NO DIERON NI MIEDO (LAS VENTAS 22 MAYO)

Mensaje por alcobendas82 el Dom Mayo 22, 2011 8:21 pm






Son cosas que pasan. Cuando se anuncia una corrida de Partido de Resina y se caen 7 toros de los anunciados uno ya se huele el resultado de la corrida. Por desgracia hoy si que los pronósticos más negativos se han cumplido. En una ganadería tan corta si se estropean 7 toros lo que se lidia es chico, feo o malo como así ha sido. En el decimotercer festejo del abono isidril el lleno era completo en los tendidos y gran presencia de afición, toreo y público mexicano para ver a Ignacio Garibay.
El primer toro del festejo fue a la postre el más potable del festejo. El toro de impecable presencia pertenecía al hierro de Nazario Ibáñez y ha ido de menos a más. Pese a blandear de salida se vino arriba en el tercio final. El mexicano estuvo muy nervioso y perdido dedicándose a dar pases de uno en uno sin fundamento y mal colocado. Se acordó de su oficio en una tanda por el lado derecho más ligada que buena y ya. Pareció que con eso se conformaba y cuando cogió la zurda fue un desastre. Con la espada bajonazo infame y SILENCIO. La suerte le puso el toro en suerte a Ignacio que se dejó ir el tren.

Volvía Serafín Marín tras el buen sabor de boca del domingo de Ramos pero hoy sólo mantuvo ese crédito con el capote. Le tocó en suerte un galán de Los Chospes que sustituyó al engendró inválido de Pablo Romero indigno de presencia. Luego el toro ganó la partida. Un toro noble y algo soso que pasaba por ambos pitones y donde el catalán estuvo perdido y sin las ideas claras. Pases sin sentido por ambos pitones y alternando distancias y alturas. Estuvo mucho tiempo delante de la cara del toro quizás consciente de no haber aprovechado al astado. Se tiró de verdad con la estocada y salió prendido sin consecuencias por el pecho. El susto le valió una petición de regalo y una vuelta indigna.

En tercer lugar salió otro engendro de Pablo Romero que no tuvo un pase, ni emoción, ni alma y ante él Sergio Aguilar sólo pudo ponerse sin nada más que hacer. SILENCIO.

El Cuarto fue un galán de Partido de Resina aplaudido de salida con 670 kilos y que sí estaba previsto para ser lidiado. Al mulo se le dio una penosa lidia y aumentó su mansedumbre. ignacio estuvo serio y firme y ahora sí que apostó. El peligro se masticaba y la cornada fue cuestión de tiempo. El torero ni se miró y mató con poco acierto al astado retirándose entre una sincera ovación a la hombría. El problema que la hombría no tendrá premio como en el caso de Macías. Ignacio ha demostrado valor.

El QUINTO fue otro Partido de Resina al que Serafín masacró en el peto de manera salvaje y asquerosa recordando a los crímenes que cometió a la corrida de Dolores hace un par de años en Pamplona. El toro que era otra mierda se paró y allí el catalán se puso sin ningún peligro ni fundamento poniéndose muy pesado. SILENCIO.

El sexto se movió más pero sin nada del otro mundo. Sergio estuvo desanimado sabedor de que no había nada que hacer. SILENCIO aunque a los toros hay que matarlos mejor y nunca perder los papeles.

TOROS DE GUISANDO EN UNA CORRIDA QUE NUNCA DEBIÓ LIDIARSE Y QUE NO DIO NI MIEDO.
avatar
alcobendas82
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 3855
Edad : 33
Fecha de inscripción : 09/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.