Centenario de Armillita

Ir abajo

Centenario de Armillita

Mensaje por alcobendas82 el Mar Mayo 03, 2011 10:41 pm

Hace 100 años nació en una casa humilde de La Ciudad de Saltillo Coahuila, el Maestro de Maestros de la Fiesta Brava: Fermín Espinosa “Armillita Chico”. Su padre, un hombre sencillo de oficio zapatero y con vocación de torero, se esmeraba en proporcionar a su familia si no comodidades, al menos lo más indispensable para vivir.

Siendo Fermín Espinosa Saucedo el menor de siete hermanos, no podía ser otra cosa en este mundo que torero, pero quizá nunca imaginó que sería el más grande de la historia de la tauromaquia en México. Su padre fue banderillero y arrendador de avíos para torear, con esta actividad ayudaba a sufragar los gastos que la familia tenía.

Siendo muy pequeño Fermín, a los cuatro años, y mientras jugaba fuera de su casa, llegó el matador Juan Silveti acompañando a su padre. Silveti sorprendió al pequeño Fermín toreando de salón. Cuando el niño lo vio con su imponente figura y su traje, corrió a esconderse. Hasta allí llegó Silveti, y lo animó a continuar con su afición y hasta lo recompensó con 20 pesos oro.

A España se va un torero

Después de cortas temporadas como becerrista y novillero, en las que demostró su calidad torera, se preparó para tomar la alternativa en El Toreo el 23 de octubre de 1927. Durante este año toreó nueve corridas y apenas contaba con 16 años, la gente lo reconocía y su nombre ya se escuchaba en España, y se comenzaba a preparar la confirmación de su alternativa allá.

En marzo de 1928 se embarca a España acompañado de don Fermín y doña María, sus padres; de su hermano José y de su banderillero Rolleri. Su hermano Juan, un torero ya con cierta historia en España, preparó el camino a su pequeño hermano Fermín y además lo apadrinó en la alternativa, siendo su testigo Vicente Barrera el día 25 de marzo en Barcelona. Cabe señalar que por aquellos tiempos, las alternativas que se tomaban en México no tenían validez alguna en España, por lo que habría de confirmarla en Madrid el 3 de mayo de 1928, sin embargo por el mal tiempo ésta fue aplazada hasta en tres ocasiones, terminado por celebrarse la corrida de confirmación el 10 de mayo de 1928 con 17 años y ante astados de Morube. Fue el torero más joven en tomar la alternativa y que con mayor rapidez pasó de becerrista a torero con la alternativa española y su confirmación en un breve lapso.

Ya en España, lo llegaron a considerar el “Joselito mexicano”, pues recordaba en su técnica, arte y gracia al desafortunado diestro español.

Enamoró, como dice el pasodoble, a Sevilla, pero también se entregaron sin recelo Barcelona, Valencia, y Málaga. Lo mismo hizo en Portugal, Francia y el norte de África.

Después de la ruptura de relaciones entre los taurinos de España y México “Armillita Chico” toreó exclusivamente en Hispanoamérica, por lo que el sitio que había ganado entre los españoles poco a poco perdió interés. Sin embargo, toreó tanto en Sudamérica que se ganó la afición de Perú. Les pudo, como se dice en el argot taurino, a los Miuras de Valencia, de Azín en Perú y a los de bravura seca de La Punta, Piedras Negras, San Mateo, La Laguna, Pastejé, toros de ganaderías a los que muchos toreros temían.

Un torero completo y con faena ‘Saltillera’

Desde pequeño, Fermín fue muy hábil con el capote y la muleta, sin embargo pocos toreros abarcan los tres tercios, por eso en las banderillas el maestro parecía hacerlo tan sencillo que parecía que cualquiera podía realizarlo de la misma forma.

Muchos historiadores aseguran que “Armillita” era tan hábil en el tercio de banderillas que las colocaba en la circunferencia de un peso de esa época.

De su inspiración fue “La Saltillera”, un pase con el capote en el que Fermín se situaba de perfil colocándose el capote a la cintura extendiendo ambas manos, llamaba al toro por el lado derecho y al producirse el encuentro entre ambos, “Armillita” elevaba el capote por encima de la cabeza del animal que seguía su carrera.

Inspirador del arte

El nombre de “Armillita” sirvió no sólo para atraer a la afición taurina de México, España, Portugal, Francia e Hispanoamérica, sino también inspiración para la creación de verdaderas obras de arte dentro de la música, la pintura, la escultura, la literatura y el cine.

Cómo olvidar el pasodoble que Agustín Lara compusiera al “Maestro de Saltillo”, “Fermín” y en cuyas partituras, por razones desconocidas, el músico atribuye la letra y la música a María Teresa de Lara, y el arreglo a él mismo. “Armillita” era uno de los toreros preferidos de Lara en los años 30, cuando el torero contaba con 22 años aproximadamente. Se cree que el músico presenció más de 15 corridas en donde Fermín participaba. Éste fue el primer pasodoble que escribió y luego compuso para otros toreros de la época:

“Por su temple y su valor/ Y su arte verdadero/ Todos dicen que ‘Armillita’/ Es un maestro de cuerpo entero.// Ídolo de la afición/ Por el arte y el embrujo,/ Con su capote de lujo,/ La tierra hispana lo consagró.// En un lance de Fermín/ Se ha enredao una chiquilla/ Esa chiquilla es Sevilla,/ ‘Armilla’, ‘Armilla’.// Pinturero del mandil,/ Torerazo maravilla,/ Que domina con postín.// Eres amo y señor/ De la fiesta cañí/ ¡Fermín!”.

Sin embargo, no fue el único pasodoble que le dedicaron los músicos inspirados en su plasticidad taurina. El maestro Enrique Quiroz le dedicó uno llamado “La Oreja de Oro” y se tienen datos de otro compuesto por el músico Isidoro Hernández y uno más por el italiano Francisco Sanna, titulado “Armillita Chico”.

Pinturero del mandil

Pero no sólo a la música inspiró “Armillita”, también sedujo a la pintura. Carlos Ruano Llopis es uno de los que lo admiraron. Nacido en Orba de la provincia de Alicante en Valencia, fue íntimo amigo del maestro y le dedicó gran parte de su obra taurina, como el retrato de Fermín hecho al óleo en 1938, también un “Natural de Fermín” y la emblemática pintura del “Molinete de Armilla”.

¡Artista…! del cine

El cine, el séptimo arte, también disfrutó de la presencia de Fermín Espinosa “Armillita”.Aunque nunca protagonizó un filme, sí dobló a estrellas cinematográficas como al actor estadounidense Tyrone Power en la película “Sangre y Arena” de 1941, basada en la novela del mismo nombre del escritor español Vicente Blasco Ibáñez.

Esta participación fue en la que Fermín ganó más dinero haciendo lo que más le gustaba… torear.

Hacia 1945 dobla nuevamente a uno de los personajes en “Los Toreros”, con el cómico par de El Gordo y el Flaco (Oliver Hardy y Stan Laurel). En esta ocasión“Armillita” dobla al Flaco cuando realiza la faena en la plaza de toros en la Ciudad de México.

Un artista de cuerpo entero

Varios poemas se han escrito en torno a la figura de Fermín Espinosa. Entre ellos la “Elegía de Claveles” de Fray Jerónimo Verduzco; “Paseíllo” del Dr. Pablo Pérez y de Dora Elia Aguilar Gaona y “Figura Soberana” de Mariano Rodríguez, quien fuera amigo y compadre del maestro Fermín.

Libros también se han escrito de “Armillita”, como el que escribió Mariano Alberto Rodríguez, “Armillita, el Maestro” en 1984; o el de Paco Malgesto “Armillita, Maestro de Maestros” de 1949 y que se volvió a editar en este año con motivo del centenario de su nacimiento.

Torerazo maravilla

A través de los años, la figura del maestro Armillita ha sido símbolo inefable del talento artístico del toreo. Por eso su imagen, como la de tantos toreros más, se cuenta entre las que adornan la Plaza México y que fue realizada por el escultor Humberto Peraza y de las que se han sacado varias copias que se encuentran en Aguascalientes y San Luis, y de la que en la Plaza Armillita se tiene el busto de la misma.

Además, Satillo tiene su propia imagen, elaborada por el mismo artista quien es considerado el mejor escultor taurino de nuestro país. Se llama “La Saltillera” y muestra al maestro Fermín ejecutando el lance de su creación. Se mandó hacer para conmemorar el 25 aniversario luctuoso.

Amo y señor de la fiesta cañí

La afición se volcó ante ese hombre de toreo serio, grave y artístico. Reconocidos taurinos, aficionados y contemporáneos admiraron de “Armillita” la sabiduría innata ante los toros. Admiraron la humildad de su carácter y la sequedad de su toreo.

Por ello se le rinde homenaje al más grande torero de la historia, quien no sólo fue saltillense de nacimiento, sino de apodo, “El Maestro de Saltillo”, y hasta con el bautizo de su lance “La Saltillera”. ¡Felicidades, maestro! (La redacción de Artes tiene una postura neutral sobre la tauromaquia y conmemora al personaje para el rescate de la historia saltillense, N. del E.)

Vida taurina

Debutó como becerrista a los 13 años y a los 15 como novillero

Entre sus premios están un capote de paseo y una medalla de la virgen del Pilar en Zaragoza, España

Es el único torero que ha recibido en una sola faena el rabo, las cuatro patas, las orejas y las criadillas del toro “Clavelito”

En 1944 se “encierra” con seis toros de San Mateo

Toreó 943 corridas

Se retiró el 3 de abril de 1949 en La Plaza México

Reapareció en 1953

Se despidió el 5 de septiembre de 1954

Falleció el 6 de septiembre de 1978

fuente suertematador.com
avatar
alcobendas82
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 3855
Edad : 33
Fecha de inscripción : 09/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Centenario de Armillita

Mensaje por delapueblasoy el Miér Mayo 04, 2011 9:10 am

Es curioso que en las biografías de algunos toreros hay un hecho que se repite, cuando son niños o muy jóvenes están toreando de salón en la calle y aparece alguien que les da dinero. Habrá más casos pero yo conozco dos además del que aquí se cuenta. El que narra Belmonte en la obra de Chaves Nogales "Juan Belmonte, matador de toros", donde dice que estando en el Altozano un señor lo vió torear de salón y se le acercó y le dijo: "tu serás torero" y le dió un duro, una cantidad considerable para la época; y el de Morante que estando en la calle toreando de salón siendo muy pequeño vió que se le acercaba un señor que le largó un billete, era el padre de Espartaco.


delapueblasoy
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 456
Edad : 59
Fecha de inscripción : 29/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Centenario de Armillita

Mensaje por Agustindaganzo el Miér Mayo 04, 2011 2:21 pm

delapueblasoy escribió:Es curioso que en las biografías de algunos toreros hay un hecho que se repite, cuando son niños o muy jóvenes están toreando de salón en la calle y aparece alguien que les da dinero. Habrá más casos pero yo conozco dos además del que aquí se cuenta. El que narra Belmonte en la obra de Chaves Nogales "Juan Belmonte, matador de toros", donde dice que estando en el Altozano un señor lo vió torear de salón y se le acercó y le dijo: "tu serás torero" y le dió un duro, una cantidad considerable para la época; y el de Morante que estando en la calle toreando de salón siendo muy pequeño vió que se le acercaba un señor que le largó un billete, era el padre de Espartaco.


Cada dia que pasa, uno aprende algo nuevo, gracias compañeros por vuestros aportes, tanto a ti Antonio como a Alcobendas, os mando un saludo muy taurino para los dos.
avatar
Agustindaganzo
moderador
moderador

Cantidad de envíos : 1398
Edad : 53
Fecha de inscripción : 10/12/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Centenario de Armillita

Mensaje por taurozaragoza el Miér Mayo 04, 2011 7:36 pm

Gracias por este interesante aporte que algunas cosas si las deconocia y otras las pasaba por alto me pondre a leer para refrescar y seguir aprendiendo esto del toro es cuento de nunca acabar

taurozaragoza

Cantidad de envíos : 38
Edad : 64
Fecha de inscripción : 15/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Centenario de Armillita

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.